viernes, 26 de diciembre de 2008

..como queriendo decir:
oye, tú qué estás esperando!..

llegas al lugar y te quitas la chamarra, afuera el frío es terrorífico pero el lugar es tan cálido que te invita a quedarte solamente con tu suéter rojo...

los amigos platican, te unes a la plática...de pronto, sientes una mirada y volteas...ahí está..el más guapo de todos los bartenders que pudiéses conocer..y te mira, sí, te mira como alguien especial...al interceptarse ambas miradas él sonríe y desde el otro lado de la barra llega, sencillamente a decirte: ¿te hace falta algo?... por dentro dices: tú, cariño, tú...pero nel, te limitas a sonreir y a decir: no, gracias, no bebo!..

la plática continúa pero de pronto, estás fuera de ella porque no tienes nada que aportar...y el bartender sigue ahí, mirándote..sonriéndote..entablas una conversación sencilla con él, nada relevante.. pero inteligentemente sonríes, siempre sonríes.. regresas a la plática y por supuesto, la estrategia de tocarte el cabello, reir fuerte para que todos se enteren lo divertida que eres, claro, especialmente él... sí, que note que sin tí se perdería de la fiesta..que eres el centro de la diversión simplemente porque te place serlo...

él se va al otro lado de la barra nuevamente..tus amigas voltean y te ven, te dicen: hey! te está coqueteando abiertamente! aprovecha!... tú, tú sencillamente sonríes y contestas: no, tengo novio... pero para tus adentros te lo repites mil veces: tengo novio, tengo novio, tengo novio, tengo novio, no, su sonrisita no puede convencerme, no, tengo novio, tengo novio, ay! está guapísimo, pero tengo novio, tengo novio...

llega la hora de pedir la cuenta...no te explicas por qué te la entrega a tí, si no has bebido nada y tus amigos sí... le dices: eom, no, no pagaré yo... él insiste en que la veas.. te rehúsas, pero él insiste endemoniadamente... finalmente le das vuelta al ticket..no, no era lo que esperabas..en lugar de la cuenta, estaba ahí su flamante nombre: Oscar... y su número de celular... la sorpresa te invade, sabes que la estrategia funcionó, pero no, no eres libre y tienes la obligación de ser fiel, sí, la obligación, el convencimiento llegará después, cuando cruces esa puerta y te repitas otras mil veces que: tienes novio y debes dejar ese ticket en la basura... jaja.. no, no intentes memorizarlo, recuerda, obligatoriamente fiel...

ash...mejor deja al novio...más de tres caerían rendidos a tus encantos, no crees?...ser fiel es sencillo mientras no tienes la provocación perfecta...ése bartender, su sonrisa, su pearsing en la lengua y su altura..no, no..más perfecto y se muere... jajajajajajajajaja....qué crees? es demasiado tarde...ya tiraste el ticket con su número celular, sólo recuerdas su nombre, es una lástima, cuando seas soltera nuevamente regresas, mientras, mientras ni pensarlo...


jajajajajajajaja...esta historia es verídica 100%... les mando un abrazo!!x)

2 opiniones libres:

manteka dijo...

la frase del día es " la obligación, el convencimiento llegará después".

Dios , tienes razón roja, alguna vez me pasó algo así , en una convencioncilla de jovenes emprendedores, se me atravesó una mujer... guau, uffff, miau, quieroooo.

A esta solo le faltaba ser pelirroja para ser perfecta pero de verdad que era algo de no creerse, intercambiamos mails, tambien me deshice de el mail, TODO PARA QUE A LOS 4 MESES MI NOVIA ME TERMINARA.

ahhhhhh, bitch, pero ahi me tienes de fiel, en fin en su momento era lo que tocaba, trataré de practicar esa frase de que el convencimiento llegará despues.

Espero que llegue pronto porque eso de tener la tentación asi cerca es horrible , una labor de heroes el resistirse, pero portate bien que al cabo el bar seguirá ahi un buen rato.
Por mi parte este Diciembre ya casi termina y espero que no se acabe la racha o si se acaba pues quedarme con algo.

myself dijo...

Jajaja me encantó la frase. Yo por eso evito las tentaciones, no hay que buscarle mangas al chaleco...

saludos y muchos abrazos.